0

Brixels: La combinación de un ladrillo y un píxel

Hay una gran cantidad de tecnologías que utilizamos para mostrar información diariamente. Todos estamos familiarizados con las pantallas de plasma y LCD, sin embargo, el estudio de diseño interactivo Breakfast ha estado trabajando en algo que convierte las características arquitectónicas en una pantalla al mismo tiempo. Se trata de los Brixels.

El nombre viene de una combinación de ladrillo (brick) y píxel, lo que indica que cada ladrillo individual puede direccionarse independientemente como un elemento visual. Una instalación Brixel consiste en una serie de columnas, apiladas con elementos Brixel. Cada ladrillo individual en la columna contiene un motor a pasos que puede establecer la posición de rotación del ladrillo. El aspecto exterior de los ladrillos individuales es altamente personalizable, ya que el hardware del motor está integrado en la propia columna. Se utiliza una máquina Linux como controlador primario, que envía los comandos al controlador de cada columna a través de RS485, y los controladores de la columna luego pasan las instrucciones a cada Brixel individual.

Los Brixels son capaces de una rotación continua de 360 grados y también contienen LEDs para varios efectos basados en iluminación. La instalación actual más grande es Brixel Mirror, con 18 pies de ancho, 6 pies de alto y 540 brixeles direccionables individualmente. Estos están construidos con una mitad cubierta en un acabado de espejo, y combinados con una cámara con sensor de profundidad para lograr efectos interactivos.

Los Brixels muestran que las características arquitectónicas no tienen que ser estáticas: pueden convertirse en cinética, en seres vivos que pueden ser estéticamente bellos y también útiles. Breakfast es conocido por sus instalaciones que utilizan electrónica moderna para derribar los límites en sus instalaciones artísticas. Su trabajo en pantallas de puntos rotatorios de alta velocidad es particularmente impresionante.

Fuente: Hackaday