0

Globos luminosos dirigibles

Kensho Miyoshi necesitaba un proyecto para una instalación de arte en Tokio, y se le ocurrió hacer estos globos brillantes dirigibles.

Éstos cuentan con un mini góndola que cuelga de la parte inferior de un globo regular que tiene un pequeño motor con una hélice, un Arduino Pro Mini, LEDs, un sensor ultrasónico y, por supuesto, una batería. Flotan hasta una cierta altura con los LEDs brillando, y cuando el sensor ultrasónico detecta cierta altura límite, todo se apaga y se hunde el globo suavemente de regreso a la tierra. El proceso se repite, y en una habitación completamente oscura se ve como una serie de burbujas brillantes que se forman y flotan, una y otra vez.

Este proyecto nos recuerda a la instalación Cyclique: