0

Este aerodeslizador utiliza como falda una bolsa de basura

El aerodeslizador (hovercraft) es una forma de transporte entretenida pero muy difamada. Si bien tienen aplicaciones militares y, en ocasiones, incluso funcionan como ferries a través del Canal de la Mancha, los problemas fundamentales con la dirección y el frenado nos han prevenido de manejarlos de manera regular. Sin embargo, son excelentes juguetes, y HowToMechatronics ha construido un excelente ejemplo.

La construcción está principalmente impresa en 3D, el casco, los ductos e incluso las hélices están hechas de esta manera. La nave está dimensionada para ser fácilmente imprimible en una plataforma cuadrada de 30 cm, por lo que es accesible para la mayoría que cuenta con una impresora 3D. El manejo se realiza a través de motores sin escobillas, y se controla utilizando su transmisor de radiocontrol NRF24L01 incorporado previamente.

Lo que destaca entre la mayoría de otros aerodeslizadores y que vemos aquí, es la falda funcional. Está hecha a partir de una bolsa de basura y se sujeta al casco con un anillo de sujeción impreso en 3D. Las construcciones más rápidas omiten una falda y la compensan con un peso ligero y una gran potencia, por lo que es agradable ver una implementada aquí. Sería interesante ver qué tan bien funciona la embarcación en el agua, aunque se mantiene bien en el concreto.

Fuente: Hackaday