1

En busca de la verdad detrás de las pinturas de Vermeer

En esta ocasión, tradujimos al español un artículo completo sobre un caso peculiar. Se trata de un hombre que en busca de descifrar el misterio de una pintura de hace 350 años, se dio a la tarea de replicar la escena de dicha pintura, y para ello se vio involucrado en una intensa actividad maker. Un caso completamente inspirador, donde la obsesión, el talento, la genialidad, y el misterio, convergen en un proyecto artístico y fílmico.

Tim Jenison, un inventor con sede en Texas, trata de resolver uno de los misterios más grandes en el mundo del arte: 
 ¿Cómo es que el maestro holandés Johannes Vermeer logró pintar de modo foto-realista 150 años antes de la invención de la fotografía? He aquí cómo él llevó a cabo su experimento.

Yo estaba sentado en la bañera en 2008, cuando pensé en una manera simple en la que Johannes Vermeer (Girl with a Pearl Earring) podría haber pintado sus imágenes fotorrealistas hace 350 años, mucho antes de la invención de la fotografía. Las pinturas de Vermeer son legendarias por su realismo, y muchos han especulado que él debió haber utilizado algún tipo de tecnología óptica, como la cámara oscura, para conseguir ese resultado.

Es bien sabido que puedes trazar las imágenes proyectadas en la pantalla de una cámara oscura, que es básicamente una caja de color negro con una lente montada en un lado. Esto te ayuda a obtener el tamaño y las formas de las cosas establecidas en el lienzo. Intuitivamente, parece que podrías pintar de colores justo en la imagen proyectada y obtener un resultado foto-real.

En realidad, esto no funciona. Si lo intentas, verás por qué. La luz proyectada por la lente oscurece el color de la pintura que estás aplicando al lienzo. Esto hace que la pintura se vea muy oscura y demasiado colorida. Debes prender la luz constantemente para ver realmente qué color has pintado. Simplemente no hay manera de comparar con precisión el color de la pintura con la proyección. Ellos interfieren entre sí.

Mirando las pinturas de Vermeer, me pareció que él debió haber tenido una manera de no sólo trazar las formas, sino de capturar los colores de una imagen proyectada. Si él pudiera hacer eso, sus pinturas podrían ser una forma de fotografía, lograda no con película y productos químicos, sino con la mano humana. Las pinturas de Vermeer podrían ser fotografías en color de hace 350 años.

Hay pistas en las pinturas de Vermeer de que él hizo esto. Por ejemplo, la pared blanca en el fondo de la habitación que se ve en The Music Lesson.

xl_music-680x779

La forma en que Vermeer pintó esta pared concuerda con una fotografía. No es consistente con la visión humana. Si estuvieras parado en la habitación que Vermeer pintó, verías a la pared como una sombra muy pareja de color hueso. La retina en tu ojo hace algún procesamiento de imágenes para minimizar el efecto de la luz y la sombra. Para tu ojo, la pared parece tener mucho menos contraste de lo que realmente tiene. Y si no lo puedes ver, no lo puedes pintar. Pero Vermeer, a diferencia de otros pintores, pintó sus paredes en la forma en que una cámara fotográfica podría grabarla.

En mi empleo, trabajo con video y gráficos por computadora, y estoy acostumbrado a ver imágenes desde un punto de vista técnico. A mis ojos, Vermeer había hecho algo humanamente imposible, y eso es lo que estaba pensando cuando tuve mi epifanía en la bañera.

Esta es la idea: un pequeño espejo sobre un bastón que te permita emparejar con exactitud tus colores de pintura con los colores de tu tema.

He creado un simple experimento para poner a prueba la idea. Yo no sé pintar, pero en unas cuantas horas fui capaz de usar el espejo para copiar una foto en blanco y negro. Esta fue mi primera pintura al óleo.

 

snapshot-1253144194.619543-680x510

IMG_0264-680x510

Hasta ahora, todo bien. La idea básica funciona, pero ¿Vermeer pudo pintar gente real en una habitación real con una máquina óptica? Yo quería hacer otro experimento para averiguarlo.

Le mencioné la idea a mi viejo amigo Penn Jillette (de Penn and Teller) en una cena una noche. Penn se entusiasmó con la idea y me convenció de que debíamos hacer una película documental sobre el experimento que estaba a punto de hacer. Se alistó Teller para dirigirla.

Ahí es donde las cosas se pusieron un poco fuera de control. El experimento que sonaba simple tardó años en completarse. Decidí que para realmente probar la teoría, tendría que hacer una pequeña máquina del tiempo. Me gustaría crear un modelo exacto a escala real de la sala que Vermeer pintó en The Music Lesson, y luego sentarme en la sala con mi dispositivo óptico y pintar, utilizando luz natural y sólo los materiales disponibles que Vermeer tuvo en el siglo 17. 

Algunos de los elementos que aparecen en la pintura podrían comprarse, por ejemplo la viola tendida en el suelo y la alfombra turca que cubre la mesa. Casi todo lo demás tendría que construirlo yo mismo.

Afortunadamente, soy un maker.

Empecé haciendo modelos por computadora de los objetos en la pintura usando Lightwave 3D.

 

Music-Lesson_017-680x780

Transferí los modelos 3D hacia mi confiable fresadora Fadal 4020 y empecé a generar aserrín. Normalmente, una máquina como esta se utiliza para la fabricación de metal, pero es perfectamente feliz cortando madera. No pude aprovechar la impresión en 3D, porque quería que todo pareciera como sucedió en el siglo 17, y eso significa de madera, no de plástico.

La Fadal es una fresadora XYZ, pero necesitaba un torno CNC para hacer las piernas para el clavecín y la silla azul. No pude encontrar un torno CNC lo suficientemente grande como para hacer estas piezas así que se me ocurrió el simple truco de atornillar un torno barato de madera en la cama de la fresadora. Entonces, programé la fresadora para trazar el contorno de la pierna mientras el torno giraba la madera debajo de la cabeza de la fresadora.

 

makingleg-680x510

En el centro de la pintura hay una silla azul que aparece en varias de las pinturas de Vermeer. Tomé un montón de fotos de una silla parecida que encontré en un museo en Delft, Holanda, con el fin de hacer un modelo 3D preciso de la misma. Separé el modelo de la silla en piezas individuales que podrían ser talladas en la fresadora. Las piezas de madera más complejas son las pequeñas cabezas de león unidas a la parte superior de la silla azul.

 

IMG_0118-680x510

Estas son las partes de la silla realizadas en la máquina de fresado listas para ser barnizadas y montadas.

IMG_0200-680x510

 

En el lado izquierdo de la pintura hay algunos vitrales. Hay un patrón bastante complicado de círculos y cuadrados en las ventanas inferiores. Utilicé mi cortadora láser de superficie plana para cortar este patrón sobre acrílico negro, mismo que luego pegué sobre el cristal de la ventana.

 

IMG_0512-680x510

IMG_0516-680x510

 

El clavecín en la pintura se llama un Ruckers virginal. Me encontré con un experto del clavecín en Escocia llamado Grant O’Brien quien proporcionó los planos y diseños para construir el instrumento. Las patas del instrumento resultaron ser unas pulgadas más largas para mi torno de madera, así que saqué el torno de la máquina de fresado y lo corté en dos pedazos con una sierra de cinta. Luego atornillé ambas piezas de vuelta a la fresadora, separadas por unas cuantas pulgadas. Ahora el torno podía tener capacidad para una pieza de madera más larga.

 

IMG_0335-680x510

 

Aquí está el clavecín montado antes de barnizar y decorar.

 

IMG_0430-680x906

 

Las decoraciones en la parte delantera del clavicordio fueron hechas de papel impreso en trazos en el siglo 17. Varios de estos instrumentos todavía existen en museos con el papel de decoración intacto, así que sabemos exactamente lo que Vermeer estaba viendo mientras pintaba. Trabajando a partir de fotografías de los clavecines y patrones suministrados por O’Brien, reconstruí las decoraciones en la computadora y luego las imprimí en una impresora de inyección de tinta de gran formato. Luego las pegué a la caja del clavecín con cinta adhesiva de doble cara.

 

printing-680x381

 

Tomó más de un año la construcción de la sala y todos los objetos. Aquí está la “máquina del tiempo” terminada. Ahora podía configurar la óptica y comenzar el experimento de la pintura.

 

IMG_0039-680x1020

 

Aquí puedes ver la máquina óptica. Se compone de una lente de 4 pulgadas de diámetro con una longitud focal de 28 pulgadas, un espejo cóncavo con una longitud focal de 12 pulgadas, y un pequeño espejo plateado frontal montado en un bastón.

 

IMG_1977-680x906

Dado que las lentes en el siglo 17 eran menos perfectas que las lentes modernas, decidí hacer mi propias lentes usando técnicas del siglo 17. En primer lugar, en un torno, hice un plato de latón en forma inversa de la superficie de la lente.

 

IMG_0519-680x510

 

Luego, utilizando grados cada vez más finos de abrasivos y un torno de alfarero, tallé la lente para darle forma y la pulí.

 

grindlens-680x464

Tuvieron que pasar otros siete meses para pintar realmente la imagen. El trabajo era tedioso y muy duro en el fondo, pero la máquina funcionaba bien. Mi experimento no demuestra que Vermeer trabajó de esta manera, pero prueba que él pudo haber trabajado de esta forma. Y la pared blanca imposible resultó verse como si Vermeer la hubiera pintado.

Aquí está mi pintura terminada:

ML2s-680x773

 

Múltiples cámaras estaban funcionando constantemente durante todo el experimento. Al final hubo alrededor de 2,400 horas de película en la lata. Penn y Teller y su equipo, comenzaron entonces el arduo proceso de edición reduciéndolo a 80 minutos. Al cabo de un año terminaron la película y la llamaron Tim’s Vermeer.

[youtube 0_qqG-nEhpQ 620]