0

Max Hazan demuestra su talento haciendo motocicletas

Trabajando en una exitosa pero poco gratificante carrera de diseño, Max decidió dedicarse a lo que amaba, construir motocicletas personalizadas diferentes a las que hay por ahí. Aproximadamente un año después de esta nueva vida, Max reflexiona sobre su carrera, su proceso de diseño, la moto que acaba de terminar … una Royal Enfield inspirada en las antiguas lanchas  italianas y otra a punto de concluir … una Ironhead Harley que mide  ocho pies de largo y pesa 300 libras.

Max apostó por hacer sus sueños realidad, y aunque no conocemos mucho sobre motos, nos inspira el trabajo que hace día a día en su taller.