0

Haciendo un lector de ebook´s de hardware abierto

En general, los makers o hackers no son demasiado aficionados a otras personas que les dicen lo que pueden y no pueden hacer con el hardware o el software que han comprado. Desafortunadamente, a medida que pasa el tiempo, es cada vez más difícil evitar DRM. Los “eBooks” digitales y los dispositivos que se utilizan para verlos a menudo son objeto de tal escrutinio, por lo que Joey Castillo ha hecho la misión de desarrollar un eReader de hardware abierto que realmente pertenezca al usuario.

Joey ha estado trabajando en lo que él llama el “The Open Book Project” durante unos meses, y recientemente anunció que el primer lector ha sido ensamblado y probado con éxito. Como suele ser el caso, se identificaron algunos problemas de hardware con este prototipo inicial. Pero parece que el dispositivo era en gran parte funcional, y solo unos pocos ajustes relativamente menores en el diseño de la placa y los componentes deberían ser necesarios antes de que el hardware esté listo para las masas.

Si sientes un poco de déjà vu al ver esto, no te preocupes. El Open Book Project ha tomado un camino un tanto tortuoso para llegar a este primer prototipo, y Joey había desarrollado y construido previamente el “eBook Feather Wing”. Si bien se ven muy similares, esa encarnación anterior requirió un Adafruit Feather para funcionar y se usó para ayudar a refinar el firmware y los conceptos de diseño que irían al hardware final.

El Open Book funciona con un procesador ATSAMD51N19A con un chip flash GD25Q16 de 2 MB para guardar el código de CircuitPython y una ranura microSD para almacenar los archivos del libro real. También cuenta con soporte para salida de audio a través de un conector para auriculares estándar de 3.5 mm, un LED RGB de estado y puertos de expansión que aprovechan la interfaz I2C para agregar cualquier otro hardware que desees.

Uno de los aspectos más interesantes de este lector con licencia Creative Commons es la extensa auto documentación que Joey ha incluido en la serigrafía. Cada componente principal en la parte posterior de la PCB tiene una pequeña descripción de su propósito y, en algunos casos, incluso un desglose de las asignaciones de pines. La idea es que no solo hace que el dispositivo sea más fácil de ensamblar y depurar, sino que también puede explicar al usuario curioso qué hace todo en la tarjeta y por qué es necesario. Es un concepto que tiene mucho sentido dados los objetivos del Open Book Project, y algo que francamente nos encantaría ver más.


Fuente: Hackaday