0

Cinco usos para tu Raspberry Pi que probablemente no conocías.

La famosa y pequeña Raspberry Pi, surge en el año 2006 como un proyecto con fines educativos para inspirar a los niños en el aprendizaje de la programación, pero también ha servido como una herramienta para materializar los proyectos de miles de desarrolladores con los usos más creativos que puedas imaginar. 

Si estás entrando al mundo de la Raspberry Pi, te contamos 5 usos que puedes darle y volverte en todo un experto en esta bella mini computadora.

Convierte tu TV en Smtart TV

Si aún tienes una vieja televisión y te gustaría ver tu contenido multimedia en ella, instalar aplicaciones y más, cabe la posibilidad de usar tu Raspberry Pi para convertir esa TV en una Smart TV.

La principal diferencia entre una TV convencional y una Smart TV es que la segunda cuenta con un sistema interno que le permite conectarse a Internet, instalar apps y visualizar contenido multimedia de forma remota. Nada que no puedas conseguir al conectar tu Raspberry Pi a tu vieja TV.

Plataformas como Plex, te permiten introducir funciones de servidor de contenidos para que disfrutes de los archivos multimedia que guardas en otros equipos. ¡Incluso podrás enviar contenido de tu smartphone a la Raspberry Pi para verlo en tu TV!

Crea un sistema de música en streaming casero

Si eres un melómano y estás cansado de usar cables para conectar tu smartphone a los sistemas de audio para disfrutar de la música, Raspberry Pi es tu solución.

Hacerlo es relativamente sencillo ya que, en lugar de conectar tu smartphone al sistema de sonido, debes conectar la Raspberry Pi mediante su conector jack de 3,5 mm.

Además, necesitarás instalar el sistema de sonido en streaming Pi MusicBox que puedes descargar de forma gratuita desde su página. Con el, convertirás tu Raspberry Pi en un receptor de música en Streaming compatible con Spotify, Google Music, SoundCloud etc.

Construye tu propia consola arcade retro

Si eres de la vieja escuela, uno de los usos más famosos y recurrentes de la Raspberry Pi es la fabricación de consolas arcade y así vuelvas a revivir esos videojuegos de la infancia.

Gracias a su reducido tamaño y su bajo consumo de espacio, la Raspberry Pi se ha podido integrar en innumerables proyectos para fabricar máquinas de arcade de tamaño de completo o en pequeños dispositivos que emulaban a una mítica GameBoy.

Servidor para Minecraft y más juegos.

Ya hablamos de la posibilidad de crear una consola con videojuegos retro, pero también hay posibilidades de experimentar con las nuevas generaciones gamer.

Raspbian viene con una versión especial de Minecraft preinstalada. No obstante, si tu pasión por este videojuego va más allá, puedes usar tu Raspberry Pi como servidor de Minecraft y de otros más-

El modelo Raspberry Pi 3, el más potente de la gama, es el ideal para este tipo de proyectos, aunque también puedes obtener un buen rendimiento con la Raspberry Pi 2.

Disparador automatico de tu cámara

El uso de la pequeña Raspberry Pi como controlador automático para otros dispositivos está muy extendido. Uno de los usos más útiles y creativos para la Raspberry Pi se extendió a raíz de la integración del módulo de cámara para la Raspberry Pi.

Este módulo que permitía conectar una cámara Réflex a la Raspberry Pi desencadenó una auténtica avalancha de herramientas con las que podías programar las opciones de control y disparo de fotos para este pequeño PC.

De ese modo, resulta especialmente sencillo crear vídeos usando técnicas de Time Lapse, Stop Motion o fotografías nocturnas de larga exposición. Solo necesitas instalar la aplicación adecuada para cada técnica y configurar los parámetros de disparo y tiempo, dejando que la Raspberry Pi haga las fotos automáticamente según tus indicaciones.

Al conectar tu cámara réflex a la Raspberry Pi podrás programar la frecuencia de disparo para crear un Time Lapse con tu cámara y enviar cada foto a un almacenamiento externo conectado a la Raspberry Pi.

Cuéntanos, ¿cuál de estos tips ya conocías? y ¿cuál será el próximo que vas a desarrollar?