0

La máquina que convierte el sudor en agua potable

Beberte tu propio sudor, como si fuera agua, ya es posible. El ingeniero Andreas Hammar ha construido una brillante máquina capaz de “exprimir” ropa sudada para producir, poco a poco, agua potable. Lo ha hecho para Unicef, en una campaña que pretende concienciar a la población de algo muy triste: más de 780 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable.

La máquina es una versión barata y mucho más simple de la que utilizan en la Estación Espacial Internacional para convertir la orina de los astronautas en agua potable. “Utilizamos la misma técnica, llamada destilación por membranas, que permite filtrar solo el vapor y retener las bacterias, las sales y otras sustancias“, ha explicado Hammar a la BBC.

El invento, que es solo de prueba, lo mostraron en funcionamiento en la Gothia Cup, un campeonato infantil de fútbol en Gotemburgo (Suecia), para concienciar desde pequeños a los niños del problema del agua en el mundo. Mucha gente quiso probarla. El problema: en Suecia el tiempo es el que es y apenas se suda. ¿Qué hicieron? Instalar bicicletas para ponerse a sudar. “Los voluntarios se pusieron a pedalear como locos“, dice Hammar. Se necesita empapar una camiseta entera de sudor para obtener al menos un trago de agua potable. Todo sea por una buena causa.

Fuente