0

La Mentalidad Maker ante el Covid19

Por Antonio Quirarte

Nunca antes había visto una cobertura mediática tan amplia y en tan poco tiempo sobre los Makers y los Makerspaces. Y es que en esta pandemia, los makers de todo el mundo se han coordinado para poner manos a la obra y encontrar soluciones factibles que permitan contener el contagio de Covid-19.

Esta oleada de personas con buenas intenciones y deseosas de aportar una solución, ilustra perfectamente lo que queremos decir cuando hablamos de Maker Mindset o Mentalidad Maker.

Recluidos en sus casas y a través de foros de comunicación o aplicaciones de mensajería, los makers han creado o ampliado sus comunidades. Ahora están estudiando y compartiendo información sobre anatomía del cuerpo humano, técnicas de entubamiento, la física de la aspersión de partículas, inmunología, ventilación mecánica,  constitución de materiales, microbiología, las propiedades de la luz ultravioleta para hacer sanitizadores, y hasta ergonomía. A un maker lo mueve el gusto por aprender sin miedo, sobre diversos temas o materias, es multidisciplinario.

Varias personas de la comunidad Maker en México nos hemos organizado para crear el sitio CoronavirusMakers.mx, que nace inspirado por la gran labor que la comunidad Maker de España ha realizado en el diseño y fabricación de diversos dispositivos para contener y atender el Covid-19.


CoronavirusMakers.mx es creado con la intención de aprovechar los diseños de dispositivos que muchos otros makers del mundo han hecho y que ahora comparten, lo que nos permite un ahorro en el tiempo necesario para la investigación y desarrollo. También sirve como una central de ayuda donde los solicitantes (hospitales principalmente), pueden realizar solicitud de equipo, y una vez que hemos autenticado dicha solicitud por diversos medios, la asignamos a un maker en alguna ciudad de la República Mexicana, que también hemos validado previamente, permitiendo a los makers enfocar su esfuerzo y recursos, para evitar desperdicio de sus materiales o de su tiempo. Los makers comparten.

Para organizarnos utilizamos Discord, una plataforma de comunicación que se creó pensando en los gamers, pero que resulta ser una herramienta muy útil, que se adapta a cualquier necesidad de comunicación que tenga una comunidad o un equipo de trabajo. 

En nuestro grupo de Discord vamos creando canales de discusión para mantener los comentarios y la información compartida de la manera más ordenada posible. Es muy gratificante ver cómo los participantes van “tomando sus lugares”, y participan y aportan en el canal del tema que más les interesa o en el que pueden ayudar; desde la creación de un respirador de emergencia, hasta alistarse como repartidor con su motocicleta. Si una plataforma está bien gestionada, la comunidad se organizará con las mínimas necesidades de control, este es el súper-poder maker de la colaboración.

Con herramientas de fabricación digital en sus makerspaces, o con las herramientas más básicas en sus casas, los makers están supliendo parte de esas cadenas de abastecimiento que están caídas o saturadas.


El apoyo económico proviene mediante donativos que empresas o personas altruistas realizan a través de la Asociación de Scouts de México, a quienes agradecemos infinitamente su ayuda, ya que crear una Asociación Civil o alguna otra entidad legal para recibir donativos, es ya imposible de hacer en México debido a las nuevas disposiciones fiscales. Ante una autoridad inutil o rebasada, es la sociedad quien asume el liderazgo con ideas y acciones.

Esta Mentalidad Maker también se ha dejado ver en algunas grandes empresas, como es el caso del fabricante de automóviles Seat, donde toda una línea de producción en su planta de Barcelona ha sido transformada, en unos cuantos días, para dedicarla a producir ventiladores de emergencia basándose en el proyecto de la empresa Protofy llamado OxyGEN, cuyo diseño ha sido posible gracias a la contribución de cientos de personas alrededor del mundo. Al diseño, Seat le ha integrado el motor de los limpiaparabrisas y otras piezas de automóviles que su personal tiene al alcance. De alguna forma, a esta línea de producción tuvieron que ponerla a desaprender, para aprender de nuevo. Y sin temor a equivocarme, puedo asegurar que la gerencia de esta fábrica cuenta con seres humanos con esa flexibilidad de adaptación propia de una Mentalidad Maker, y que es cada vez más necesaria y valiosa en diversos ámbitos de la vida productiva.

 “Modificar una línea de montaje que fabrica un subchásis, una pieza de autos, y poder transformarla y fabricar respiradores ha sido un trabajo arduo en el que han estado implicadas muchas áreas de la empresa y lo hemos hecho en el tiempo récord de una semana”, Sergio Arreciado – Ing. de Procesos de SEAT

Es esa actitud, la de poder ver pequeños destellos de una un solución y sentirse capaz y sin miedo de abrirse camino entre una maleza de nuevos conocimientos y habilidades que deben adquirirse, la que se necesita para poder llegar al resultado final. Esa actitud optimista de poner el foco en la solución y no en los problemas, y haciendo de la tecnología el medio y no el fin. Esa actitud, la de solucionador, es y será cada vez más necesaria en cualquier profesión, ya sea en las áreas tecnocientíficas o en las humanidades.

Esta pandemia también nos ha hecho regresar a nuestras casas para aprender, y retomar esas habilidades que parecían perdidas y hasta recuperar esos conocimientos de “Alquimia” que alguna vez tuvimos en la cocina. Es hasta ahora que nos damos cuenta que somos capaces de hacer un guiso o de utilizar las herramientas más básicas para arreglar un mueble o un aparato, y nos damos cuenta que podemos hacer eso y muchas cosas más. Es hasta ahora, que varios niños y jóvenes están descubriendo esa grata sensación de sentirse creadores y no consumidores, esperando emerger a un mundo nuevo.

Estamos ahorrando hasta el último trocito de tortilla y siendo más conscientes con el uso del agua y la energía. Los makers son conscientes del efecto que sus acciones provocan en el medio ambiente.


Esta cuarentena traerá consigo una importante revalorización del trabajo que realizan  los científicos e ingenieros, así como de toda actividad creativa del ser humano. Ya está en marcha una trascendental y perene transformación digital en casi todos los ámbitos de nuestras vidas y negocios.  Es una aceleración de tendencias que ya estaban ahí, pero algo aletargadas, y que remarcan el importante rol que juegan la ciencia, la ingeniería, y ahora los datos, en el progreso. Si el mundo estaba cambiando rápidamente, después de esta pandemia lo hará mucho más rápido aún

Y ahora, en medio de esta crisis de salud, se presenta otra que cimbra desde sus raíces a la economía de muchas naciones, la del petróleo, y hace imperativo que los países en vías de desarrollo que dependen de este recurso natural, muevan rápidamente su economía petrolizada a hacia una economía de servicios, de datos y de innovación en todos sentidos. Es urgente que nuestros países en desarrollo tengan una clara visión y planeación a corto y a largo plazo y con planes de desarrollo bien fundados y enfocados, y con mujeres y hombres científicos y técnicos ocupando lugares en las mesas donde se toman las más importantes decisiones políticas.

El futuro siempre ha pertenecido al STEAM y el STEAM siempre ha pertenecido al futuro. Y el futuro es hoy, y hoy más que nunca, el mundo requiere de aprendices sin miedo y durante toda su vida.