0

Crea un makerspace para tu escuela con estos 5 sencillos pasos

Si estás listo para fomentar la curiosidad de tus estudiantes creando un makerspace con un presupuesto, ¡esto te interesa!

El aprendizaje debe permanecer vinculado con mundo real, y el Movimiento Maker ejemplifica eso, al mismo tiempo que fomenta la creatividad, la colaboración y el pensamiento crítico. El educador progresista de la ciudad de Nueva York, Angelo Patri, dijo: “La sustitución de experiencias directas por experiencias indirectas no lleva a ninguna parte”.

Makerspaces: un lugar para soñar, crear y experimentar

Los makerspaces animan a los estudiantes a que intenten, fracasen y vuelvan a intentarlo, al igual que las personas más innovadoras del mundo lo hacen en sus laboratorios y estudios todos los días. Los makerspaces van desde elaborados talleres de fabricación hasta pequeños carros de libros llenos de artículos para manualidades, pero no importa el tamaño o la cantidad de equipo, solo necesitan fomentar la curiosidad, el descubrimiento y el aprendizaje. Según The Makerspace Playbook, “Una colección de herramientas no define un makerspace. Más bien, lo definimos por lo que permite: hacer ”.

Sin más preámbulos, pon a rockear a tu escuela montando un makerspace.

La conexión STEAM + makerspace

Los términos STEAM y makerspace a menudo se difunden juntos. Aquí se explica por qué: el movimiento educativo STEAM enfatiza las habilidades del siglo XXI, el aprendizaje basado en proyectos y la interconexión de las áreas académicas. Enseñar STEAM ayuda a los estudiantes a ser más competentes en colaboración, cuestionamiento, resolución de problemas y pensamiento crítico. ¿Cómo encajan los makerspaces en eso? El modelo de Makerspace es un método práctico para el aprendizaje STEAM, que brinda a los estudiantes un espacio para explorar ciencias, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas.

Paso 1: Estudia y apóyate de la red

Cuando se trata de iniciar un makerspace, no tienes que reinventar la rueda y definitivamente no estás solo. Empieza por reunir algunas lecturas que puedas consultar durante todo el año (por ejemplo esta guía) y conéctate con la gran cantidad de educadores con ideas afines de todo el país, que comparten sus ideas y consejos. La web está llena de sugerencias para listas de suministros de makerspace, ideas de proyectos y herramientas para administrar programas maker basados en STEAM en las escuelas. Sigue a los maestros de STEAM en redes sociales, busca videos relevantes en YouTube, visita un makerspace si puedes y prueba algunos proyectos por tu cuenta. Sea cual sea tu presupuesto o el makerspace soñado, hay mucho apoyo disponible para hacerlo realidad. ¡Haz tu tarea y sigue adelante!

Paso 2: Involucra a la comunidad

Los presupuestos escolares no siempre pueden cubrir los costos de suministros para el makerspace, pero eso no debería obstaculizar tus esfuerzos. ¿Tu mejor apuesta? Pide ayuda a tu comunidad. En un makerspace se puede usar todo, desde cajas de cartón hasta material de oficina y palitos de paletas. En otras palabras: la basura de una empresa es el tesoro de un maker. Primero, haz una lista de proyectos y suministros necesarios. Luego, envía la lista a las empresas locales, y a lugares donde la gente se reúne, cafeterías por ejemplo, difúndela también en redes sociales. Piensa también en padres de familia: ¿qué suelen tirar que podrías usar? Frascos de vidrio para comida de bebé = soportes de pintura. Cajas de pañuelos vacías = contenedores de material. Es probable que consigas gran parte de lo que necesitas de forma gratuita.

Más allá de los suministros, aprovecha la experiencia y el talento de tus vecinos también. La incorporación de miembros de la comunidad para realizar demostraciones maker cierra la brecha entre el aprendizaje en el aula y el mundo exterior. Invita a tu electricista local para que ayude a los niños a construir un circuito de iluminación, o consigue a un experto en construcción para que les ayude a diseñar la casa pequeña perfecta. Colaboración en su máxima expresión.

Paso 3: Convierte cualquier espacio en un makerspace y date tiempo para explorar

Las bibliotecas locales y escolares en varios países se están convirtiendo en makerspaces, una extensión natural, ya que las bibliotecas siempre han sido un lugar central para el aprendizaje de la comunidad. Pero explora tu propia escuela, ubicando dónde podrías manipular fácilmente el espacio para ofrecer la oportunidad de aprendizaje creativo basado en STEAM de bajo riesgo y también para proyectos de grupos más grandes.

Paso 4: Lanza un reto de diseño o innovación

Una vez que hayas montado un makerspace, comprométete a hacer una rutina de creatividad e innovación en tu escuela al presentar desafíos de diseño. Ya sea semanal, mensual o una vez al semestre, los eventos de desafío de diseño pueden generar rápidamente un impulso en los makers de tu comunidad escolar; pueden ser de toda la escuela, de todo el grado o en el aula, y funcionan bien cuando son competitivos o meramente para el aprendizaje. El objetivo es involucrar a los estudiantes en el pensamiento de diseño, la colaboración y la resolución de problemas.

Paso 5: Incorpora el makerspace en el plan de estudios

El aprendizaje en el makerspace no siempre tiene que ser con proyectos exclusivos o complejos, la educación de los makers debe conectarse al aprendizaje en el aula. Considera formas de incorporar proyectos maker en el programa de estudios. Al hacerlo, se consolida la asociación entre la curiosidad del mundo real y la experimentación, a una instrucción en el aula más estructurada y mesurada.

Fuente