0

Makerspace por la paz

Al llegar a Acapulco, rápidamente nos damos cuenta de que algo no está del todo bien: En la entrada del Aeropuerto nos encontramos con militares que custodian la llegada de los pocos turistas que llegan.

A pesar de haber sido hace años uno de los lugares favoritos para los vacacionistas mexicanos, hoy en día esta ciudad costera de Guerrero es, según un estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, la segunda más peligrosa del mundo.

Y la situación se percibe tensa, pocos turistas, policía militar en las puertas de todas las escuelas de la ciudad, la gente recomienda no salir de la zona “costera”, ya que otras zonas son focos rojos de violencia.

Justo detrás de las montañas, donde nunca se ha visto el mar están las colonias populares de Zapata y Ciudad Renacimiento, a ambos lados de la salida a la Autopista del Sol.  Es en estas colonias, donde a pesar de la presencia del ejército, la gente sigue sufriendo actos de violencia.

En medio de este panorama, el Centro Cultural Faro Zapata  ubicado justamente entre la Ciudad Renacimiento y la colonia Zapata, busca romper con los círculos de violencia de la zona, utilizando el Rap, el Arte Urbano, la serigrafía y el Breakdance como armas culturales.

Tomando como modelo los Faros Culturales de la Ciudad de México, el Faro Zapata ofrece una gran cantidad de talleres culturales para darles voz a los jóvenes de la zona.  Y ahora gracias a la invitación de Save The Children y Jacaranda Education a colaborar en el proyecto “Escuelas Por La Paz”, tendrán un makerspace.

El Proyecto “Escuelas Por La Paz” tiene como objetivo construir una cultura de paz con la participación protagónica y productiva de jóvenes en riesgo frente a la violencia en escuelas y comunidades de las ciudades de Tijuana, Monterrey, Culiacán y Acapulco.  

En el Faro Zapata, tuvimos la oportunidad de capacitar a los encargados del espacio en Educación Maker a través del taller de Chrysalis, así como talleres prácticos en Arduino, Impresión 3D y Raspberry Pi.

Además de los talleres, diseñamos con David y Eder el espacio de creación que estará a la disposición de los jóvenes del programa y de la comunidad de la zona.

Este proyecto apenas está empezando, pero esperamos que apoye la creatividad e invención de los chicos de Ciudad Renacimiento y Zapata, Acapulco. Si tu eres maker y vives en Acapulco, no dudes en darte una vuelta por el espacio y proponer actividades y talleres.