0

Entrevista a Mitch Resnick: el movimiento Maker no se trata sólo de hacer Electrónica

Mitchel Resnick lleva más de 30 años especializado en esta área, por lo que podemos decir que ha sido testigo de todos los altibajos del movimiento, actualmente es profesor Papert de LEGO en el departamento de investigación y aprendizaje de Lifelong Kindergarten del MIT Media Lab, donde él y su equipo han logrado desarrollar proyectos amigables para muchos educadores de la Ciencia. Con su proyecto del “Ladrillo programable” inspiró el kit de robótica LEGO Mindstorms y Scratch, un programa en línea para que los estudiantes aprendan de ciencias de la computación.

abajan de manera creativa en el proceso de aprendizaje.

E: Cuando tienes tantos estudiantes, ¿Cómo trabajas con tantos y tan diferentes tipos de aprendices?

R: En lugar de tratar de pensar cómo podemos educar a todos estos estudiantes, yo pienso, “Cómo podemos crear oportunidades para el aprendizaje, refiriéndonos a espacios y tecnologías que apoyen a cada uno a tener ricas experiencias de aprendizaje”. Claro, que cada alumno tomará diferentes caminos de aprendizaje, por lo que debes tener claro que una solución general puede no ser siempre la correcta para una persona.

E: Es decir, ¿Buscar espacios y  tecnologías para enriquecer la experiencia de aprendizaje?

R: Por supuesto, todo el mundo tiene diferentes métodos de aprendizaje, por lo que hay que ser conscientes que no existe sólo un camino.

E: Hablando de diferentes experiencias, ha habido un obvio interés en el aprendizaje basado en Proyectos (PBL) del Movimiento Maker. ¿Crees que este interés en ciernes va de la mano con la idea de que los estudiantes deben de dirigir su propio aprendizaje?

R: Creo que debería ir de la mano, una de las cosas que me atrae del movimiento Maker es que no se sólo se trata de hacer, que sin duda es una parte importante en lo que al Movimiento se refiere, pero si le das a un niño instrucciones paso a paso para que haga algo, sí, lo hará, pero ese no es el espíritu del Movimiento Maker.

El movimiento Maker se trata de hacer cosas que te importen, hacer cosas significativas para ti y para aquellos que te rodean. Algunas veces se confunde con la idea de sólo poner a la gente a hacer algo. Y sí, eso es parte del Movimiento, pero para generar ricas y creativas experiencias de aprendizaje necesitamos darle a las personas las oportunidades para hacer cosas en colaboración con otros, para crear cosas que a ellos les interesen.

E: Veo algunas similitudes con lo que acabas de mencionar y un artículo publicado por una profesora de Olin. Ella critica al Movimiento Maker porque está preocupada de que haya más interés en el artefacto que en el desarrollo del individuo. ¿Que opinas al respecto?

R: Es fácil que las personas dirijan su atención a una cosa física, no es tán fácil dirigir la atención a los procesos, estrategias y prácticas, pero éstas son realmente el núcleo en la experiencia del aprendizaje.

Para mí, proceso y producto van de la mano,  puede haber un problema si vas al extremo en el que se centra el proceso y no en la creación de algo significativo.

Una vez que hagas algo, ese algo puede ser analizado y compartido con los demás.

E: En tu opinión ¿En qué estado se encuentra hoy la Educación Maker? ¿Está siendo adoptada por las escuelas de Kinder a Preparatoria? ¿La están rechazando?

R: Hay algunos casos maravillosos de personas que hacen grandes cosas con esto, y otras personas que lo aplican mal haciendo todo de una manera muy reglamentada, esto lo hemos visto en algunos proyectos en los que hemos trabajado, cuando trabajamos con la compañía LEGO en los diferentes kits de robótica, vimos a los niños haciendo increíbles exploraciones creativas e inventos en algunos sitios; en otros lugares a toda la clase se le daban las mismas instrucciones y todo el mundo hacía exactamente lo mismo, dejando a la creatividad fuera del proceso.

Para nosotros, ayudar a que los niños se involucren en experiencias de aprendizaje creativas es nuestro objetivo principal, creemos que no hay nada más importante en la sociedad de hoy en día que generar la capacidad de pensar y de actuar creativamente, por desgracia, muchos entornos educativos (y muchos hogares) no hacen lo suficiente para apoyar a los niños en su desarrollo como pensadores creativos.

Cuando veo un nuevo makerspace no busco la sofisticación del espacio, sino la creatividad que va en el proceso.

E: ¿Por qué está tan reglamentado? Has mencionado esta necesidad de involucrarse en los procesos paso a paso. ¿Hay otras razones por las cuales los profesores y padres son restrictivos o renuentes a apoyar el proceso creativo?

R: Creo que hay un par de razones, a veces es más fácil de manejar un proceso si todo el mundo está haciendo lo mismo.

E: Eso suena como el modelo de fábrica.

R: Exactamente. Es también más fácil de evaluar y contabilizar al mismo tiempo si todo el mundo está haciendo el mismo coche robótico, será fácil verificar que funcionen bien.

E: Por lo tanto, aquí en Lifelong Kindergarten, hay muchas actividades que promueven el proceso creativo. Menciona algo que atesores especialmente con todo el corazón

R: En los últimos años, le hemos puesto muchas ganas a nuestro lenguaje de programación Scratch desarrollando un ambiente que permita a los estudiantes expresarse creativamente, muchas de las ideas en Scratch fueron guiadas por eso.

A menudo hablamos de nuestros cuatro principios rectores para apoyar el aprendizaje creativo: proyectos, pasión, compañerismo y juego.

En primer lugar, queremos hacer nuevas herramientas que enganchen a los niños para realizar proyectos, luego entonces trabajar en las cosas que les apasionan y que les preocupan porque hemos visto que las personas están dispuestas a trabajar más tiempo y persistir ante las dificultades si es algo que verdaderamente les importa.

El tercer punto, compañerismo, vemos que las personas aprenden mejor cuando interactúan con otros. Por último, el juego no es sólo para diversión, sino para tomar riesgos, experimentar, y probar los límites, creemos que el trabajo más creativo sucede cuando las personas juegan y ponen a prueba sus límites.

Eso es lo que utilizamos para desarrollar Scratch desde el principio, queríamos asegurarnos de que los niños podían trabajar en una gran variedad de proyectos, quisimos hacerlo muy “tinkerable”, donde los niños pudieran remezclar lo que otros habían hecho, en gran medida el éxito de Scratch se ha debido a estos cuatro principios.

(O las cuatro “P” por sus siglas en inglés: Project, Passion, Peers, Play).

E: Ahora tienen usuarios de todo el mundo ¿Dónde están los más interesados?

R: Bueno, tenemos un poco más de 14 millones de niños registrados en el sitio web de Scratch, y muchos más lo descargaron para usarlo localmente, más de la mitad de los visitantes son de fuera de los Estados Unidos.

Es muy usado en Brasil, Japón y Corea y pude observar que fue usado en China hace un par de semanas pero debido a algunos unos problemas con la conectividad, la gente está prefiriendo descargarlo y usarlo localmente.

E: Tú sabes, cuando se piensa en “hacer” el concepto de electrónica y terminar con las manos sucias nos viene a la mente, entonces ¿De dónde viene este movimiento de computación que encaja en todo esto? ¿Son dos caras de la misma moneda?

R: Para mí, lo más importante es diseñar cosas que realmente importen, ya sea con materiales físicos tradicionales como bloques de madera, con electrónicos, o con materiales virtuales en una pantalla, lo que es importante es la actividad del diseño creativo con estos materiales,  pero no son los medios o los materiales lo que importa, sino lo que se hace con ellos.

Los padres me preguntan si deben comprar electrónicos a su hijos, sienten como si se tratara de algo sofisticado y que conecta a los pequeños con nuevas tecnologías que literalmente, toman el mundo, mi preocupación es que con estos juguetes, los diseñadores aprendieron mucho en la creación, pero no estoy convencido de que un niño que interactúe con ellos aprenda algo.

Al diseñar y crear algo, tienes que estar constantemente en un ir y venir, ya sea que estés haciendo una torre con piezas de LEGO, o un poema, o una animación con Scratch, estás creando, mediante la creación de las cosas se generan nuevas ideas que se convierten en un flujo de información constante, dando lugar a nuevas experiencias.

Escucha a continuación el resto de la entrevista:

Mitchel Resnick (1956) es un profesor, físico, informático, periodista y programador estadounidense.

Estudió la licenciatura de física en la Universidad de Princeton en 1958, realizó la maestría (1988) y doctorado en computación en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (1992).

Trabajó como periodista sobre ciencia y tecnológica desde el 1978 al 1983, y es referente mundial en el uso creativo de las computadoras en la educación.

Es autor del libro Tortugas, termitas y atascos de tráfico.

Es profesor de investigación, Director de Centro Okawa y dirige el Grupo Jardín de Infancia de por Vida (“Lifelong Kindergarten”) equipo de aprendizaje permanente en el MIT Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts.4

El grupo de Resnick también desarrolló lenguaje de programación Scratch; que es una aplicación gratuita que fue creada con fondos de la Fundación Nacional para la Ciencia.

También es conferencista sobre educación y tecnología por el mundo.

Vía EdSurge