0

Cómo hacer ferrofluido en casa

El ferrofluido es una de las cosas más increíbles de ver en acción. ¿Suspender líquido a través del uso de imanes? ¡Genial! El ferrofluido es una suspensión coloidal ferrosa, que contiene hierro, y un líquido. (Algún tipo de aceite ya que todos sabemos lo que sucede cuando se mezclan el agua y el hierro).

En general, existen dos maneras de hacer ferrofluido. La manera más cara (alrededor de $100 dólares por cartucho de tóner de primer magnético y un poco de aceite vegetal), y la forma más barata, que es un poco más difícil de hacer, pero sólo te costará alrededor de $10 dólares. Necesitarás alrededor de 10 cintas de casete, un poco de acetona, una cubeta resistente a productos químicos (esto es muy importante), una envoltura de plástico, aceite vegetal, e imanes. Los imanes de tierras raras son la mejor opción porque los imanes de neodimio no son tan buenos extrayendo óxido férrico fuera de las cintas. Procura no inhalar la acetona, ya que no es favorable. Vas a desarmar tus casetes y tirar las cintas en la cubeta resistente a productos químicos. Luego mezclas la acetona dentro, cubriendola con la envoltura de plástico y la dejarás en reposo durante una hora. Cuando vuelvas tendrás un fino polvo negro en el fondo de la cubeta, y las cintas se verán claras ahora. Envuelve tu imán en la envoltura de plástico, empuja las cintas hacia un lado y arrastra el imán en la parte inferior para recoger el óxido férrico, a continuación, coloca el polvo en un recipiente pequeño y deja que se seque. Una vez seco, agrega el aceite vegetal (aprox. 1.5 cucharaditas de aceite vegetal para 1 cucharadita de óxido férrico) y luego ¡tendrás tu ferrofluido!

Consulta todos los detalles en el tutorial.

Ba19kx4

TUd0q04

siI6184

Vía: Makezine.