0

15 Características de un Profesor del S.XXI

maker4Los avances tecnológicos han afectado varias áreas de nuestras vidas: la forma en la que nos comunicamos, colaboramos, aprendemos y por supuesto la forma en la que enseñamos. Junto con eso, esos avances necesitados de expansión en nuestro vocabulario, producimos definiciones cómo nativos digitales, inmigrantes digitales y el tema de este post es: “El profesor del S.XXI”

Mientras escribo este post, trato de recordar si alguna vez escuché frases tales como “Profesor del siglo XX” o “Profesor del siglo XIX”. Google busca rápidamente si existe tal combinación y encuentra que no. Cambiando el XX o XXI brinda diferentes resultados: Escuela del siglo XXI, Educación del siglo XXI, Profesor del siglo XXI, Habilidades del siglo XXI – ¡Todas ahí!. Después hice una búsqueda en Twitter y sus hashtags, libros de Amazon, y los resultados fueron los mismos; nada para el “Profesor del siglo XX” pero muchísimos para el “XXI” 

Obviamente, enseñando en el S.XXI es un fenómeno diferente, nunca antes el enseñar había sucedido de esta manera cómo lo es ahora, en todas partes, todo el tiempo, de cualquier tema, apoyando cualquier estilo o preferencia de aprendizaje. Pero, ¿Qué es lo que hace un profesor del S.XXI? ¿Qué significa?

A continuación 15 características de un profesor del S.XXI: 

1. Aprendizaje centralizado en el grupo e instrucciones personalizadas 

Todos los estudiantes tienen acceso a cuanta información es posible, entonces ciertamente no es necesario sobreexplicar el contenido. Todos los estudiantes tienen diferentes personalidades, metas y necesidades, ofrenciéndoles instrucciones personalizadas no es sólo posible, sino deseable. Cuando a los estudiantes se les permite tomar sus propias decisiones, apropian su aprendizaje, incrementan intrínsecamente su motivación, y ponen mayor esfuerzo en eso. Es la receta idea para obtener resultados. 

2. Los estudiantes cómo Productores

Hoy en día los estudiantes tienen las últimas y mejores herramientas; sin embargo, el uso de éstas en muchos casos trasciende la comunicación entre sus amigos y familia a través del chat, los mensajes o llamadas. A pesar de esto los estudiantes ahora son vistos como nativos digitales, y muchos están lejos de producir algún contenido digital. Mientras tanto lo que hacen con sus dispositivos con capacidad para producir blogs, infografías, libros, tutoriales de vídeos, por sólo nombrar algunos, en muchas clases, ellos aún preguntan si tienen que apagar sus dispositivos y trabajar con lápiz y papel. Lamentablemente, muchas veces estas hojas de papel son arrojadas a la basura una vez usadas. Muchos estudiantes ni siquiera quieren hacerlo, se les dejan y/o las regresan después. Cuando les das la oportunidad, los estudiantes pueden producir hermosos y creativos blogs, películas o historias digitales de las cuales se sienten orgullosos de compartir con los otros. 

3. Aprender Nuevas Tecnologías

Para poder ofrecer a los estudiantes varias opciones, debemos tenerlas y contar con la experiencia. Desde que la tecnología se sigue desarrollando, aprender una herramienta para uno y para todos no es opción. La buena noticia es que las nuevas tecnologías son nuevas para los novatos y los profesores ya con experiencia, así que cualquiera puede sumergirse en ella en el momento que sea. Yo he usado las suscripciones a www.lynda.com, en dónde tienen varios recursos para aprender las nuevas tecnologías. 

4. Sé Global

Las herramientas de hoy nos permiten aprender acerca de otros países y sus personas de primera mano. Por supuesto, los libros de texto aún siguen siendo suficientes; sin embargo, no hay nada cómo aprender otros idiomas, culturas, y habilidades de comunicación cuando de verdad interactuamos con personas de otras partes del mundo. 

Es una lástima que con todas las herramientas disponibles, aún aprendamos de otras culturas, personas y hechos por parte de los medios. Enseñar a los estudiantes a utilizar estas herramientas que tienen en sus manos para “visitar” cualquier rincón del planeta nos hará más inteligentes y empáticos. 

5. Seamos Inteligentes y Usemos Teléfonos Inteligentes. 

Una vez más, cuando los estudiantes están animados en ver sus dispositivos lo valiosos que éstos son cómo herramientas y soportes de aprendizaje (más allá que distractores), ellos empiezan a utilizarlos cómo lo que son. Recuerdo mis primeros días enseñando cuando no hubiera permitido celulares en clase y tratando de explicar cada palabra nueva o respuesta hacia mi misma, algo que no haría ya hoy en día. 

He aprendido que muchos estudiantes tienen diferentes necesidades cuando vienen a buscar ayuda en vocabulario o preguntas, ahí, no hay tiempo que perder en explicar algo que quizás sólo a 1 o 2 alumnos tendrían un beneficio en saberlo. En vez de esto, enseñar a los estudiantes a ser independientes y buscar las respuestas que necesitan hace que la clase tome un ambiente diferente.

He visto diferentes cambios desde que empecé a ver a los estudiantes con sus dispositivos cómo una ayuda útil. De hecho, muchas veces he respondido diciendo “No sé, googlealo y dinos a todos qué encontraste” Es muy distinta la forma en la que reaccionan y sus alcances. 

6. Blog

He estado escribiendo de la importancia de que los estudiantes y el maestro escriban en blogs. Incluso los principiantes en el idioma, pueden ver el valor de la escritura y la audiencia entablando su presencia digital. El bloguear o no bloguear no debería de ser una opción. 

7. Digitalizate

Otro importante atributo es dejar los papeles atrás, organizar los recursos de enseñanza y las actividades en un sitio propio e integrar la tecnología, brinda a los estudiantes la experiencia de aprendizaje a un nivel diferente. Compartiendo links y ofreciendo la posibilidad de discusiones digitales hace que fluyan los accesos y se compartan los recursos de forma más organizada. 

8. Colabora

La tecnología permite la colaboración entre maestros y alumnos. Creando recursos digitales, presentaciones, proyectos en conjunto con otros educadores y otros estudiantes, esto hará que las actividades en el  salón de clases se ensamblen en el mundo real. La colaboración debería de ir más allá de compartir documentos vía correo electrónico o presentaciones de Power Point. Muchas grandes ideas nunca pasan de una conversación o de la copia de un papel, lo cuál es una gran perdida. Colaborar globalmente puede cambiar completamente nuestra experiencia. 

maker3

9. Utiliza el Chat de Twitter

Participando en el chat de Twitter es la forma más barata y eficiente de organizar nuestra clase, compartir búsquedas, ideas, y estar al tanto de las actualizaciones en el campo. Nos hace crecer profesionalmente y expandir nuestro conocimiento en una gran conversación que sucede todos los días, e ir a las conferencias ya no sólo es una forma de conocer a otros y construir redes y contactos de conocimiento. 

10. Conéctate

Conéctate con las mentes iguales e individualmente. Otra vez, las herramientas que tenemos hoy nos permiten conectarnos con cualquier persona, en cualquier momento, en cualquier lugar. ¿Tienes una pregunta a un experto o colega? Simplemente conéctate mediante una red social, síguelo, únete, pregunta o dícela. 

11. Proyectos Basados en el Aprendizaje

Los estudiantes del hoy tienen acceso a auténticos recursos en la red, expertos en cualquier parte del mundo, y colegas aprendiendo el mismo tema de alguien más, enseñar con libros es muy “S.XXI”. Hoy en día los estudiantes desarrollan sus propias preguntas que los guían, conducen sus búsquedas, contactan a los expertos y crean al final proyectos para compartir utilizando los dispositivos que tienen a su alcance. Todo lo que necesitan es ser guiados por su profesor. 

12. Construye Tu Huella Digital Positiva 

Puede sonar obvio, pero es necesario para los profesores hoy en día el enseñar el uso apropiado de las redes sociales, cómo producir y publicar contenido valioso, y cómo crear recursos para compartir. Es cierto que también los profesores son personas, y que también quiere usar sus redes sociales para postear fotos y pensamientos, no podemos pedir a nuestros estudiantes el no hacerlo, si nosotros lo hacemos. Manteniendo un comportamiento profesional tanto en clase cómo en línea ayudará a construir una huella digital positiva y un modelo apropiado de acción para los estudiantes.

13. Programación

Mientras esto sonaría complicado, el aprender programación de códigos no es nada hoy en día. Tanto cómo un lápiz y una pluma eran “las herramientas” usadas en el S.XXI, haciendo imposible no imaginar a un maestro siendo capaz de operar esto, el ejemplo de hoy son las computadoras. Programar es muy interesante de aprender, el sentimiento de escribir una página en HTML es ¡impresionante!. Aún cuando hay formas de hacerlo, cómo en cualquier otro campo, de paso en paso se puede ir muy lejos. Una vez más, lynda.com es muy buen recurso para empezar con ello. 

14. Innovar

Los invito a expandir su caja de herramientas de la educación y traten nuevas formas que no hayan intentado antes, cómo el enseñar mediante redes sociales o reemplazando libros de texto por recursos digitales. 

Desde que empece a utilizar TED Talks en mis actividades basadas en esos vídeos, mis estudiantes empezaron a darme diferente retroalimentación. Lo aman, aman el uso de Facebook en el salón de clases para las discusiones y anuncios. Aprecian no el uso de las nuevas herramientas, sino el uso de nuevas, más productivas e interesantes formas de usarlas. 

15. Sigue Aprendiendo/ Aprendizaje Continuo 

Tanto cómo nuevas formas y nueva tecnología sigue emergiendo, el aprender y adaptarse es esencial. La buena noticia es que: ¡Es divertido, y tan sólo 20 minutos al día te quitarán un largo camino! 

¡Feliz aprendizaje en el S.XXI!

Este artículo fue publicado por Edutopía, expertos en MakerEd, si quieres leer el original en idioma inglés da click aquí 

MakerHeader3